Seguimos acompañando al “Chino Ciantini” en su andar.